lunes, 25 de abril de 2011

Procesión claustral del Domingo de Resurrección

Todas las predicciones lo venían apuntando pero la esperanza es lo último que se pierde y la ilusión no decayó hasta ultimísima hora. Ayer, Domingo de Resurrección, llovió en Almería y la procesión de Jesucristo Resucitado, organizada por esta Prehermandad junto con la Agrupación de HH y CC, no pudo salir a la calle. Las decisiones se fueron sucediendo desde las 12.30 al mismo tiempo que el cielo parecía cambiar levemente, pero al final fue imposible procesionar por las calles de Almería. A cambio, la procesión tuvo lugar en el interior del templo catedralicio.



Esa procesión tan peculiar, que duró algo más que una hora y que supuso dar casi dos vueltas a la Catedral supuso un "alivio" al mal sabor de boca que deja no poder llevar a las calles de Almería el mensaje de la alegría por la Resurrección de Cristo. En el interior de la Catedral se vivieron momentos cargados de emoción y hermanamiento donde la Prehermandad demostró que a pesar de ser joven y de no contar con grandes medios materiales puede hacer francamente bien las cosas. La cuadrilla de costaleros del paso estuvo también a un nivel magnífico, superando un año más las expectativas de muchos cofrades ajenos a la Prehermandad.


Como no puede ser de otra forma queremos agradecer al Sr. Obispo el detalle fantástico de permitirnos procesionar en el interior del templo, a diversos miembros de la Agrupación su apoyo continuo y su confianza plena en nosotros y a hermandades como Prendimiento, Estudiantes, Unidad, Coronación... las ayudas concretas que nos han dado para la procesión de ayer.